Pterigion (Carnosidad en el Ojo)

pterigion

La cornea (ventana transparente del ojo) está adelante del iris (parte del color del ojo) y está limitada en su circunferencia por la esclera (parte blanca del ojo). La esclera está cubierta por una delgada capa conocida como la conjuntiva.

El Pterigión o carnosidad, es un crecimiento excesivo del tejido que recubre la parte blanca del ojo hacia la parte transparente o córnea. Normalmente se presenta del lado temporal o del lado de la oreja. Incluso en algunos casos puede crecer en ambos lados.

Usualmente se presenta en personas jóvenes de entre 20 y 30 años de edad. No es un cáncer. El problema con las carnosidades es que si no se tratan en forma temprana tienden a crecer hacia el color del ojo; por este motivo se recomienda la cirugía en etapas tempranas.

La gran mayoría de los pacientes con carnosidad no tienen molestias; sin embargo la apariencia de la carnosidad da la impresión de que traen los ojos siempre irritados. En algunas personas, la carnosidad se puede inflamar si han estado en contacto con humo de cigarro, aires acondicionados, ventiladores o luz solar.

Las carnosidades se forman por la exposición a los rayos ultravioleta en la luz solar.

TRATAMIENTO

El tratamiento con cirugía esta indicado debido a la apariencia estética , a inflamación recurrente de la carnosidad y a la posibilidad de que avance con el paso del tiempo.

La técnica más avanzada y que hemos ido desarrollando en el CENTRO DE OFTALMOLOGIA MONTERREY incluye el retirar quirúrgicamente la carnosidad y llevar a cabo un injerto de tejido sano del mismo ojo del paciente. Este injerto sano contiene una multitud de células madre oculares que repoblarán la zona afectada; esto tiene un efecto muy positivo para evitar las recurrencias de la enfermedad.

No existe una técnica quirúrgica infalible para eliminar las carnosidades, ya que la principal complicación es que recurra, sin embargo, en el Centro de Oftalmología Monterrey hemos tenido los mejores resultados con la cirugía PERFECT  que es el retiro amplio de la carnosidad y el injerto impregnado de células madre oculares del propio paciente.